Apr 29, 2017 Last Updated 10:26 PM, Apr 13, 2017
Publicado en Notas

Adaptación y aprovechamiento de oportunidades

Las organizaciones resilientes son las que mejor responden ante situaciones de inestabilidad e incertidumbre. Resiliencia organizacional es el nombre que recibe la manera de operar, gestionar riesgos y aprovechar las oportunidades que se presentan en las organizaciones de cualquier tamaño, con el fin de pasar la prueba del tiempo y prosperar. Por lo tanto, es un factor estratégico que permite enfrentar las situaciones complejas que de otra manera podrían afectar su sobrevivencia

“Problemáticas tales como brechas de seguridad o disrupción en los negocios, entre otras, pueden dañar la reputación de la empresa u organización de la noche a la mañana, a pesar de haber sido forjada durante décadas”, advierte Eduardo Muñoz, director de BSI Group México y LATAM.
En un sistema global en el que no sólo están entrelazados los factores económicos, sino también los políticos o sociales, se pone a prueba la longevidad de las organizaciones. Por ejemplo, menos de una quinta parte de los miembros originales que aparecen en el índice británico FTSE100 permanecen en él, de acuerdo a la compañía British Standard Institution (BSI), creadora de estándares para el Reino Unido desde principios del siglo XX.
A este ritmo, el 75% del índice estadounidense S&P 500 habrá sido reemplazado para el 2027. Hoy, el tiempo de permanencia de una empresa en el S&P 500 es de quince años, contra 25 años de permanencia en los años 70’s y 80’s (los índices bursátiles de Estados Unidos Standard & Poor’s 500 —o S&P 500— y de Londres FTSE 100, agrupa a las 500 y 100 empresas, respectivamente, más grandes de cada país).

CPS 2590 450Ante los embates “el ensayo y error no deben ser utilizados para probar un nuevo modelo de negocio o impulsar un producto o servicio; ello puede provocar consecuencias desastrosas para una organización no sólo en lo económico, también en uno de los temas que tienen a los ejecutivos despiertos por las noches: proteger su marca e imagen”, señala Muñoz, el responsable de las operaciones de la certificadora británica en nuestro país.
Sin embargo, la pérdida de posiciones en el mercado no es siempre permanente: “En este mundo el éxito lo definen aquellos que aprenden de las experiencias, aceptan y adoptan el cambio para regresar más fuertes y con mayor conocimiento. Se trata de adquirir hábitos de excelencia y mejora continua para convertirse en una organización adaptable, ágil al detectar y reaccionar a los imprevistos de manera inteligente”.
Para Eduardo Muñoz una constante renovación y gestión del conocimiento adquirido en conjunto con una estructura robusta que componen a cualquier negocio, le permitiría perdurar y seguir prosperando.

Lo que se requiere para sobrevivir y permanecer
Maricarmen García, especialista e instructora de BSI, subraya que la resiliencia es una guía que permite a las organizaciones controlar la incertidumbre con la implementación de estrategias, para que no se traduzca en un problema sino en oportunidad de crecimiento del negocio: “En caso de un incidente las organizaciones ya son responsables del contexto donde están insertas. Esta transformación para la seguridad de las sociedades es parte de los grandes cambios organizacionales”.
Productos y servicios innovadores actualizados de manera constante; procesos altamente confiables que garanticen la satisfacción del cliente; mejora del comportamiento de los integrantes de la organización… Las empresas destinadas a perdurar en el tiempo demuestran un gran entendimiento de cómo alinear las expectativas y comportamientos tanto de sus empleados como los de sus clientes.
Tres subtipos generales para comprender la resiliencia organizacional son:
—                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            . Implica tener un gran entendimiento de cómo opera la organización, su medio ambiente y capacidad holística de aprendizaje. La organización debe ser capaz de alimentarse de información relevante, generar análisis de la misma y aprender de ella.
La resiliencia de la información. Además de considerar niveles de disponibilidad, protección, planes de continuidad y de recuperación de desastres, se implica la necesidad de generar conocimiento para la creación de una inteligencia organizacional.
La resiliencia de la cadena de suministro. Ésta no debe ser solo robusta y segura, requiere ser conocida a detalle ya que aquí existe un alto riesgo de la operación y, por lo tanto, la reputación de la empresa se puede ver comprometida.
Según estimaciones del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI; http://www.inegi.org.mx/inegi/contenidos/Investigacion/Experimentales/esperanza/default.aspx) los negocios “supervivientes” —entendidos éstos como el número de negocios que permanecen en la actividad económica desde que nacen, en sectores como el manufacturero, comercio, servicios privados no financieros, entre otros— es de entre 10 y 25 años.
“Anticiparse a los hechos para garantizar que se sigue adelante y se perdura. Se reconoce lo que pasa o puede pasar y buscar garantías, al final es parte de la resiliencia; la intención es crecer y prosperar en un marco de respeto a las personas y el medio ambiente, todo ello circunscrito en una serie de estándares internacionales que permiten el desarrollo y la adopción de estrategias resilientes”, explica Maricarmen García.
Sin embargo, la respuesta puede variar tanto como el número de organizaciones que existen y que surgen cada día en México: “Lo que es un hecho es que la competencia y nuestros clientes no esperan”, concluye Eduardo Muñoz.

Acerca de BSI
BSI (British Standards Institution) es la compañía de estándares de negocio que equipa a los negocios con las soluciones necesarias para convertir los estándares de mejores prácticas en hábitos de excelencia. Fundada en 1901, BSI fue el primer Organismo Nacional de Estandarización a nivel mundial y miembro fundador de la Organización Internacional de Estandarización (ISO). Un siglo después continúa facilitando la mejora a los negocios alrededor del mundo ayudando a sus clientes a conducir el desempeño, gestionar los riesgos y crecer de forma sustentable por medio de la adopción de sistemas de gestión internacionales, muchos de los cuales se han originado en BSI. Reconocido por sus marcas de excelencia incluyendo la mundialmente reconocida BSI Kitemark, la influencia de BSI se expande a múltiples sectores incluyendo aeroespacial, construcción, energía, finanzas, cuidado de la salud, TI y comercio. Con más de 72,000 clientes en 150 países, BSI es una organización cuyos estándares inspiran excelencia alrededor del mundo.

Planificar y prevenir ante lo inesperado, cuestión de vida o muerte para las empresas.

También te puede interesar: Las organizaciones han necesitado proteger la información.

Última modificación Jueves, 13 Abril 2017 17:26
Más en esta categoría Notas de contacto »

banner bsi 2013 feb